Sofia comenzó como proceso de exploración en mitad del confinamiento y desde ese lugar, se desarrolla. Tras su paso por diversos proyectos (como Escorpio o POU) debuta en solitario como una necesidad innegociable. «Decir Adiós» es la primera canción que puedes escuchar, acompañada de un vídeo grabado por ella misma, y forma parte de una colección de canciones que irán saliendo en los próximos meses. La música es para Sofia una especie de canal que rompe los muros conceptuales en los que permanecemos atrapados y que hace tambalear el espacio y el tiempo. Dentro de esa extraña dimensión podemos distinguir sus letras, que combinan lo surrealista con la simpleza en la que se expresan los sentimientos, y su sonido, que evoca el minimal y el synthwave de los 80 pero lo hace desde la urgencia presente, como una nueva voz que se alza entre viejos edificios. Pequeñas canciones de pop electrónico que se tornan gigantes en tus oídos. Pegajosos e incontestables hits de baja fidelidad.