ESCÚCHALO EN SPOTIFY
ESCÚCHALO EN BANDCAMP
VER VÍDEO EN YOUTUBE

‘Costumbrismo’, nuevo single de Viuda

Gota a gota, canción a canción, Viuda continúan su camino más allá de las castañuelas y el halo de brujería que les ha inspirado desde que su agotadísimo EP homónimo, grabado en diciembre de 2020, viese la luz. Si en marzo de este año el cuarteto afinaba rumbo con ‘Alleraná‘, adaptación de una tonada tradicional, con este nuevo single parecen sacudirse y despojarse de todo rastro de debutantes. En ‘Costumbrismo’ no hay navajas ni satanismo (aunque sí un cementerio), pasa por un interludio casi dub, y en su interior tiene la fuerza de un hit de los que hace varias generaciones arrasaban en radios y televisiones.

Como en sus trabajos previos, Viuda se lo montan por su cuenta: compuesta, grabada, mezclada y masterizada en el estudio de Elisa, en las montañas, ‘Costumbrismo’ es la expresión exacta de lo que florece de la suma de estas cuatro asturianas: sin adulteraciones, concesiones, ni interferencias de ningún tipo. Por eso Viuda es un grupo único, inesperado, dueñas de sus errores y de sus aciertos.

Concierto a concierto, sumando kilómetros y escenarios en sus apenas dos años de trayectoria, Viuda han conseguido una pócima muy especial echando a su caldero propósito, entrañas, y enormes dosis de carisma. Quizá es por esa magia que más allá de géneros y etiquetas conquistan con la inmediatez de un sortilegio instantáneo.

‘Costumbrismo’ habla sobre lo que te aportan las cosas mundanas, el ser feliz con poco. También hace referencia a tener presente la muerte, recordando el valor de las cosas que realmente tienen peso para elegir en qué o quién inviertes tu tiempo. Un par de puñados de sabiduría inmortal en forma de canción pop.

La portada de ‘Costumbrismo’ es una fotografía analógica de la serie que la fotógrafa Irene Palacio hizo para Viuda el invierno pasado, y el videoclip que le acompaña, con la actuación de Iván Arroyo, fue realizado por Eva Llavona, diseño de créditos de Sara Rego, y producción musical de Elisa G. Gómez.